sábado, 17 de agosto de 2013

El atlas de las nubes

El atlas de las nubes (2012), Tom Tykwer, Andy Wachowski y Lana Wachowski

Faraónica producción de los hermanos Wachowski (ahora hermano y hermana). Suele irles bien a este tipo de pelis el adjetivo de "ambiciosa", así que me centraré en todos los puntos que acostumbran a incluirse en dicho objetivo.
Sin discusión, genera un tipo de trailer que (siempre que te guste el género) provoca los obvios ¡Woow!. Aunque hoy en día eso ya no sea garantía de nada, no podemos olvidar que son los padres de Matrix. De todas maneras, la he visto con cierto recelo, dado que pasó sin pena ni gloria por las taquillas y presuponía que había gato encerrado.
La ambición de su producción tampoco es cuestionable. Innumerables escenarios, derroche digital, vestuario y maquillaje carnavalescos, casting generoso, etc.
Pero cuando un proyecto de este tipo se convierte en verdaderamente ambicioso es cuando aspira a calar en la audiencia. Si se da el caso, el éxito comercial o su consideración de peli de culto son sólo cuestión de tiempo. Evidentemente, no ha calado. ¿Porqué? Mi humilde opinión: un guión no tan complejo como parece puede volverse desesperante gracias a un montaje más que desconcertante.
No me quiero llegar a imaginar lo peludas que habrán sido las sesiones de edición de este mastodóntico proyecto de bastante más de dos horas de duración. Sí queda claro al final el sentido, el desarrollo y el desenlace de las diversas historias paralelas que se narran, pero su histriónica estructura lastra demasiado algo tan sencillo y tan crucial como la involucración del espectador en aquello que le están contando.
Dicho sea de paso, tampoco ese guión ayuda especialmente a conmover conciencias, aunque su mensaje no sea tan pobre. Los que me conocen saben hasta qué punto me he alineado con las corrientes que defienden que tú influyes mucho más de lo que crees en todo lo que te ocurre en tu vida. El problema es que para transmitirlo se opta por una ceremoniosidad y una grandilocuencia tan pomposa (y muy yankee) que sientes que te estan tratando de manera bastante ingenua.
Aun así, a aquellos que disfrutamos con la ciencia ficción, supongo que no nos habrá importado gozar con varios planos, secuencias y detalles muy cuidados (genial la raza humana mezcla de blanca y asiática).

PARA: frikis de la ciencia ficción
ABSTENERSE: cualquiera propenso a marearse en viajes algo movidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario