lunes, 1 de julio de 2013

Un invierno en la playa

Un invierno en la playa (2012), Josh Boone


Uno de los críticos con los que más suelo coincidir, Mikel Zorrilla de Blog de cine, mencionaba el término Crowd pleasers para referirse a la categoría en la que clasificar esta peli. Lo comparto porque no conocía el término y porque me parece muy acertado por lo gráfico que es. Da igual la evolución que el cine vaya experimentando, siempre han existido pelis así y siempre existirán, lo cual no quiere decir que éstas no deban adaptarse mínimamente al tiempo que nos toca vivir. Viéndola me acordé de Elena Serra, profesora, maestra de guión y fan de ese estado de ánimo que a veces buscamos recibir del cine.
Evidentemente, para llegar a buen puerto (o a la playa) hacen falta naves que no sólo floten, sino que naveguen con destreza en el trillado mar del panorama audiovisual. Y eso que por el título seguro que no recibe premios, aunque hay que reconocer que es apropiado para este loco verano. El original era "Writers" y su traducción literal ha sido aquí esta ñoñez. Inexplicablemente, se ha estrenado antes aquí que en Usa, por lo tanto, no habrá dado tiempo a aplicar el título finalmente adoptado en su país de origen "Stuck in love" (Atrapados en el amor).
Esta ópera prima firmada por un auténtico desconocido y joven americano, reúne esos mínimos ingredientes para "pagar" nuestra entrada de cine. Conversaciones entre escritores miembros de una misma familia alrededor de sus bloqueos, para escribir y para vivir.
Por orden de relevancia en este caso, yo me quedo con las interpretaciones y con el guión. Cada uno está fino en su papel. La historia que ambos nos cuentan contiene las suficientes aristas como para que aceptemos entrar en su juego. Todo ello muy a pesar de que la realización que los incluye y su  final soft huelan a un tipo de producto que hemos visto demasiadas veces. Aun no sé si es debido a ello por lo que entramos más facilmente en el conjunto.
En cualquier caso, será una más que correcta elección que satisfará a una gran mayoría de esa crowd, tan necesitada de pleasers.

PARA: los que prefieren un cine con menos retoques digitales y más afectos especiales
ABSTENERSE: los numerosos miembros de esa otra crowd a la caza de las explosiones

2 comentarios:

  1. Quim, aniré a veure-la i et diré el què!!
    Salut, Elena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, Elena!
      No esperava menys de tu :)
      Abraçada!

      Eliminar